Un gran mensaje:

“Esta vida se va a ir rápido, no pelee, no critique ​tanto a su cuerpo, no se queje tanto, no pierda el sueño por las cuentas, no deje de besar a sus hijos y a su pareja. No se preocupe tanto en dejar la casa impecable. Los bienes y patrimonios deben ser ganados por cada uno, no se dedique a acumular herencias. Permita tener a los perros más cerca. No se ponga a guardar las copas, utilice la nueva vajilla, no economice en su perfume favorito, úselo para pasear consigo mismo, gaste en sus tenis favoritos y repita ​sus ropas​ favoritas.

¿Y qué? No está mal, ¿​p​or qué no ahora?, ¿p​or qué no darse una huida o un viajecito?, ¿​p​or qué no llamar ahora?, ¿p​or qué no perdonar ahora? No espere a que llegue la Navidad, el viernes, un año más, cuando se tenga dinero, cuando el amor llegue o cuando todo sea perfecto.

No existe el todo perfecto. Los seres humanos no pueden lograr esto porque simplemente no se hizo para completarlo aquí. Aquí es una oportunidad de aprendizaje.

Así que tome esta prueba de vida y hágalo ahora. Ame más, perdone más, abrace más, viva más intensamente y deje el resto en las manos de Dios.”

 

Papa Francisco 

Related Articles